KICKBOXING

El Kickboxing (en japonés:キックボクシング), es un deporte de contacto de origen japonés, desciende del antiguo arte del Muay Thai, pero los golpes con el codo y rodilla, no son permitidos, y en el cual se mezclan las técnicas de lucha o combate del boxeo con las de algunas artes marciales como el karate Kyokushinkaiy y el boxeo Tailandes.

Cabe destacar que a pesar de sus raíces este deporte no puede ser considerado un arte marcial, sino justamente un deporte de contacto o deporte de ring, ya que no posee o promulga una filosofía, y que técnicamente adopta el boxeo y técnicas de piernas muy similares a la del thai boxing, dejando de lado la creencia de que adopta técnicas de piernas del Taekwondo ya que las mismas son percutadas en su ejecución a diferencia de las técnicas de piernas del kickboxing y del que son penetrantes en su ejecución (claro ejemplo de esto es la patada circular del kickboxing arma principal en el arsenal de las técnicas de pierna la cual se golpea con el extremo de la tibia con la pierna semiflexionada lo cual le da a la pierna un efecto penetrante similar al de un bate de béisbol, lo cual es ideal para un deporte de ring en el cual está permitido el “knock out” (KO) con manos o pies, a diferencia de otras artes marciales tradicionales donde se busca obtener la percusión o el “efecto snap” en las técnicas de piernas). Es importante notar que en algunos estilos propios del karate japonés como el kyokushinkai, o el shotokan también se usan patadas frontales, circulares, o laterales penetrantes en mayor o menor medida.

Actualmente es el sistema preferido para el desarrollo de la lucha en pie, usado en las artes marciales mixtas combinadas o MMA / AMM.

Se le otorga a Kenji Kurosaki ser el fundador del Kickboxing.

Kenji Kurosaki se interesó por las artes marciales siendo un niño. Practicó Jiu-Jitsu, Kendo y Karate con el Gran Maestro Gocen Yamaguchi. A principios del año 1951, Kurosaki conoce a Masutastu Oyama en el dojo de Yamaguchi y comparten la misma pasión por el combate a contacto pleno.

Ambos practicantes eran sumamente impetuosos, lo que produjo varios enojos del Maestro Yamaguchi. Hoy, todo el mundo sabe sobre la estupenda capacidad combativa de Mas Oyama, cuya fama llegó a los lugares más elevados del mundo, pero no todos saben que el Maestro Kenji Kurosaki, fue su mano derecha y seguidor.

En el año 1953 Mas Oyama y Kenji Kurosaki fundan su propio sistema, el cual llega a ser uno de los más afamados al día de hoy, llaman a su estilo Kyokushinkai (La última verdad). El sistema crecía en fama gracias a las exhibiciones y desafíos ante otros sistemas marciales, en donde Kurosaki no solo era luchador activo, sino que venció a todos sus adversarios.

En el año 1964, un promotor tailandés desafía a la organización de Oyama a realizar tres combates contra campeones tailandeses de Muay Thai. El reto es aceptado, y Kenji Kurosaki forma parte del equipo japonés que viaja a Bangkok a enfrentarse al equipo tailandés. Ya en Tailandia, los japoneses se enteraron que combatirían arriba de un ring, con guantes de boxeo y reglas de Muay Thai, los dos primeros japoneses noquean a los representantes de Siam, pero Kurosaki es derrotado, al recibir un codazo descendente que produce un corte importante sobre su ceja derecha.

Si bien el Karate Kyokushinkai ya tenía incorporadas técnicas de Muay Thai, Kurosaki se quedó sorprendido, no solo de la velocidad y precisión de su rival, sino de su propia arrogancia, al no haber entrenado específicamente para este estilo de combate.

Un año después de aquel combate en Tailandia, Kurosaki es invitado por Jon Bluming a difundir el Kyokushinkai en Holanda y en el resto de los Países Bajos. Para ese entonces Bluming era el presidente de la Federación Europea de Karate Kyokushinkai, y el tercer hombre en jerarquía del sistema de Oyama. Kurosaki trabaja en Holanda por un año, en donde consigue un importante crecimiento para la organización.

En 1967 Kurosaki, vuelve a Tailandia, en donde encuentra al gran Maestro Naront Siri, a quién lleva a Japón con el fin de desarrollar un nuevo deporte.

Nace la Asociación Japonesa de KickBoxing.

Es en Japón donde Kurosaki, conjuntamente con Naront Siri, comienzan a desarrollar el Kickboxing mezclando el kyokushinkai con técnicas de Muay Thai. El promotor japonés de boxeo Osamu Noguchi se siente atraído por el nuevo proyecto y colabora con los maestros en la creación de la Asociación Japonesa de Kickboxing.

En un principio, el reglamento contemplaba lances, codazos y cabezazos, que enseguida fueron abolidos, ya que la intención era producir un deporte de contacto que a su vez fuera un deporte vistoso. Las reglas finales del kickboxing japonés contemplaron (a diferencia del Muay Thai) el uso de un solo rodillazo cuando los atletas se encuentran en clinch, y el low kick contemplaba toda la pierna.

En 1969, Kurosaki regresa a Holanda en donde, junto a un discípulo de Bluming (Jan Plas), fundan el famoso Mejiro Gym. Allí surgen, hasta el día de hoy, los más grandes campeones de Holanda. Muchos practicantes de Kyokushin sienten una especial emoción al ver los entrenamientos en el Mejiro Gym, ya que antes de realizar ejercicios de contacto, saludan al estilo Kyokushin, pronunciando el clásico “OSSU!!”.

En 1976, Kenji Kurosaki abandona la organización Kyokushinkai, aunque en 1992 fue reconocido como 10° Dan por la organización Kyokushin Budo kai Internacional Hombu.

El KickBoxing creció rápidamente por los Países Bajos, se extendió por Europa Occidental, y hoy es uno de los deportes de contacto más populares del mundo.

Tadashi Sawamura fue uno de los primeros kickboxers más conocidos en aquella época, cuando este se retiró, el “boom” pasó en Japón y el Kickboxing perdió su popularidad, pero en 1993 Kazuyoshi Ishii (antiguo maestro de karate kyokushin, y fundador de Seidokan Karate) conjuntamente con Zuffa (UFC y WEC) crea la famosa organización K-1, y se convierte en la más importante en cuanto a show, calidad de atletas, televisación internacional y facturación en el mundo de los deportes de combate.

Kurosaki jamás pensó que sus expectativas fuesen superadas de una manera tremenda, tal como sucedió con la creación de este magnífico deporte, el cual continúa creciendo a pasos agigantados.

Hoy Kurosaki, en su vejez, continúa siendo un amante de las Artes Marciales, el Kyokushin, el Kickboxing, y siente una especial admiración por el Kyudo.

Existen diferentes reglas de Kickboxing, dependiendo de la modalidad, organización/ asociación/ federación y el tipo de evento, sea este amateur o profesional. Las reglas comunes a las mayores organizaciones son de manera general:

  • Son válidos todos los ataques de pierna sobre los muslos, en su interior o exterior, golpeando con la tibia o el empeine. Conocidos como low kicks. También hay patadas circulares altas, y a media altura, así como otras patadas como: las frontales, las descendentes, las oblicuas descendentes, las patadas en giro, las patadas de frente y en gancho, sin embargo varias de estas son muy espectaculares pero poco efectivas en un combate ya que son complicadas y permiten que el oponente las encaje, bloquee, esquive o desvie, por lo que se suelen ver en los últimos asaltos si la puesta fuera de combate o “knock out” KO no es ya posible, con el fin de ganar por puntos.
  • En la cadera no se está permitido golpear, ni en los genitales.
  • Cada asalto consta de tres minutos y de un minuto de descanso (con muchas variaciones, tales como dos minutos y medio con 45, etc).
  • No se aceptan golpes de codo y solo algunos golpes de rodilla, salvo en el llamado “Kick Boxing Japonés”, o modalidad K1, la cual se basa en el reglamento del famoso torneo *K-1 donde se permiten golpes de rodillas, como la rodilla circular y la rodilla frontal, e inclusive en el reglamento están permitidos los agarres con intención del golpe, pero dentro de un tiempo límite para poder golpear al adversario.
  • Están permitidos todos los golpes de puño, pero ningún golpe a mano abierta.
  • No se aceptan proyecciones ni agarres.

 

 

Actualmente el kickboxing, se divide en 6 modalidades competitivas por asaltos, divididas en categorías de peso: semi-contact, light-contact, full-contact, kickboxing, K1, y Thai Boxing. Según las diferentes federaciones o asociaciones.

Semi-Contact: Es una modalidad de combate al punto donde los dos luchadores pelean con la finalidad de lograr marcar el mayor número de golpes marcados y sus respectivas puntuaciones usando técnicas legales con velocidad, foco y concentración. La principal característica del semi contact son los gestos técnicos únicos y veloces. La modalidad del semi contact suele ser ejecutada con un nivel de contacto muy leve, controlando los movimientos de ataque y defensa. Las técnicas de los puñetazos y las patadas, son estrictamente controladas. Los puntos válidos se consiguen golpeando con y en zonas legales. Cuando los luchadores van a comenzar, chocan sus guantes y se preparan a que el árbitro inicie el combate, el tiempo solo será detenido cuando el árbitro lo indique para dar algún tipo de aviso a los luchadores o hablar con los jueces de mesa, o puntuar la técnica ejecutada. Esta modalidad es muy similar a los combates de competencia de karate Do al punto, donde se pueden marcar los golpes con las piernas y puños tanto en la cabeza como en el tronco, y segar las piernas a manera de barrido. Dentro del Karate este tipo de competencia esta regida por la World Karate Federation, la cual engloba a los 4 estilos de karate tradicional moderno japonés, ShotokanGoju RyuWado Ryu, y Shito ryu, en todo el mundo.

Light-Contact: Las competiciones suelen ser ejecutadas con gestos técnicos muy bien controlados, en combinación. En la modalidad del light contact los luchadores pelean continuadamente hasta que el árbitro central pronuncie “STOP” O “BREAK”. Se usan técnicas del full contact (golpes de boxeo, algunas patadas del karate o del Taekwondo), pero estas técnicas deben ser bien controladas al golpear con y en zonas legales. El Light contact ha sido creado como una modalidad intermedia entre el Semi y el Full contact. El árbitro central no juzga a los luchadores, solo se encarga de hacer respetar las reglas, las peleas pueden ser desarrolladas en un tatami o en un ring. No hay patadas bajas a los muslos o low kick, o golpes de rodilla o codo, barridos a los pies , o agarres o lanzamientos.

Full-Contact: La KBFC (Kick Boxing Federation of Champions) afirma que la modalidad full contact del kickboxing difiere principalmente del Light Contact en dos aspectos muy importantes; el primero es que incluye la GRAN MAYORÍA de técnicas del boxeo, el karate, y el Taekwondo, pero no los golpes a mano abierta; y se incluyen otras técnicas como el puño en giro, y barridos a las piernas. Y el segundo, más importante es la búsqueda de la puesta fuera de combate o Knock Out (k.o) del oponente. Siendo válidas también las puntuaciones obtenidas por golpes y combinaciones anotadas. Sin embargo se mantienen las restricciones en los referente a: las patadas bajas a los muslos o low kicks, los golpes de rodilla o codo, y los agarres o lanzamientos.

Kick- boxing: incluye los golpes del boxeo, las patadas penetrantes del karate y las patadas bajas del boxeo tailandés o muay thai. buscando el “knock out” o k.o. Siendo válidos también las puntuaciones obtenidas por golpes y combinaciones anotadas. Pero no se permiten los golpes con el codo, los barridos a las piernas, y los agarres o lanzamientos. Es importante notar que esta modalidad deportiva es la que más practicantes ha dado a las artes marciales mixtas o MMA/AMM; junto con algunos deportes de combate como el Judo, el jujutsu brasileño, la lucha olímpica, y el boxeo.

K1: viene dada por el famoso torneo del mismo nombre que se celebra en la ciudad del Osaka en el Japón, siendo este el torneo más famoso del mundo en la modalidad del combate en pie, y el que más dinero paga a los ganadores. Esta modalidad, es igual a la de kickboxing, sin embargo se da mayor libertad a un mayor número de golpes de rodilla, y al uso de agarres para conectar golpes de rodilla; aunque hay un límite de tiempo a la duración de este tipo de agarres, al cuello o tronco del oponente.

Thai- Boxing: Esta es la modalidad de mayor contacto, y dureza. Incluyendo los golpes del boxeo, las patadas penetrantes del muay thai, los golpes con los codos, los lanzamientos, y los agarres con el fin de conectar golpes de rodilla o codo. También se busca el nocaut, siendo válidas asimismo las puntuaciones obtenidas por golpes y combinaciones anotadas. Esta modalidad es prácticamente igual a competir en Muay Thai, a excepción de que por lo general no incluye la filosofía del arte basada en el animismo, y el budismo Theravada, los rituales y la mística del legendario arte marcial, perteneciente al antiguo reino de Siam, hoy Tailandia, al sureste de Asia.